El Blog de Ana Cepeda

Poema a la Madre Muerta

Poema a la Madre Muerta

El otro día, rebuscando entre álbumes de fotos antiguas, apareció este poema junto a varias instantáneas de un viaje a Sevilla. Mi padre era muy dado a guardar las fotos en sus correspondientes libritos de hojas plastificadas y adornarlos con poemas escritos con su machacona Olivetti en horas crepusculares. Esos poemas…

leer más
El Monstruo Invisible

El Monstruo Invisible

De pronto evocas las risas, añoras el bálsamo del bienestar, de cuando todo iba bien, cuando tu vida era inalterable. A tu alrededor, nadie tocado, ni mucho menos hundido. Tu odisea diaria se centraba en una plana rutina, en sacar tiempo para hacer ejercicio, para dormir la siesta, para querer y dejarte querer; leer, escribir, rodearte de los que, con sus carcajadas y destreza, te hacían feliz.

leer más
El Cliente

El Cliente

Eran las nueve y media pasadas y la mañana aún seguía congelada. Entró en el recién inaugurado bar, en el que se divisaba un churro bañado en una taza de chocolate como logo en el cristal. La mescolanza del olor a bollería y café recién molido era un cebo demasiado potente como para evitarlo. Se sentó en uno de los taburetes giratorios pegado a la barra y…

leer más
Soy Distinto

Soy Distinto

Era delgado, con pelo largo y una fina perilla que perfilaba su mandíbula. Indudablemente, tenía aspecto de hombre moderno, pero vestido tal que un espadachín, en plena época de Quevedo, bien podría haber jurado que acababa de llegar del Siglo de Oro a bordo de una máquina del tiempo y le habrían creído.

leer más
El Lugar Equivocado

El Lugar Equivocado

Buscó el timbre alrededor de la puerta, pero no supo localizarlo y llamó, inseguro, con los nudillos. Un instante más tarde, un hombre corpulento de pelo largo apareció al otro lado del umbral. Había imaginado que aquella puerta rechinaría al abrirse, sin embargo, la mudez de las bisagras…

leer más
Posesión Visillera

Posesión Visillera

El restaurante estaba lleno. Entre las mesas existía no más de medio metro, entre la pareja que se sentó a nuestro lado y nosotros. No tardaron en hacerse notar al pedirme, cortésmente, que les pasara la sal. El salero llegó de vuelta en el segundo plato. Mi pollo al curry estaba algo soso y me tocó volver a reclamarla, haciendo un ademán de complicidad con mis vecinos comensales. Él rondaba la cuarentena. Vestía…

leer más
Si no fuera por todo eso…

Si no fuera por todo eso…

Lo deseaba constantemente, pero en especial, al verlo salir de la mano de su mujer, consciente de que nunca podría competir con esa estabilidad que ella le brindaba. Aún así, no dejaba de esperarlo encorsetada en su traje de alta ejecutiva, dispuesta a que la tela se adosara a su piel, al fijarse con su propio sudor…

leer más
Jugando al Tetris

Jugando al Tetris

Como ves esta semana no hay relato (así descansas una temporada de tantas bombas, asesinatos y venganzas, que no viene mal). Y no es que haya empezado a vaguear o haya perdido la inspiración, que también podría ser, porque entre tanta…

leer más