El Blog de Ana Cepeda

Desamor

Posesión Visillera

Posesión Visillera

El restaurante estaba lleno. Entre las mesas existía no más de medio metro, entre la pareja que se sentó a nuestro lado y nosotros. No tardaron en hacerse notar al pedirme, cortésmente, que les pasara la sal. El salero llegó de vuelta en el segundo plato. Mi pollo al curry estaba algo soso y me tocó volver a reclamarla, haciendo un ademán de complicidad con mis vecinos comensales. Él rondaba la cuarentena. Vestía…

leer más
Si no fuera por todo eso…

Si no fuera por todo eso…

Lo deseaba constantemente, pero en especial, al verlo salir de la mano de su mujer, consciente de que nunca podría competir con esa estabilidad que ella le brindaba. Aún así, no dejaba de esperarlo encorsetada en su traje de alta ejecutiva, dispuesta a que la tela se adosara a su piel, al fijarse con su propio sudor…

leer más
Belleza Divina

Belleza Divina

Era guapa, muy guapa, extremadamente bella, y más aún si se analizaban sus rasgos por separado. Su pelo, lacio y dorado, caía sobre sus hombros y adornaba su rostro perfecto. Los ojos, color turquesa, dejaban una estela brillante allá por donde pasaban. Sus labios destacaban rojizos en una impoluta piel, perfilándose aún más carnosos.

leer más
Propósito de Fin de Año.

Propósito de Fin de Año.

El reloj de la plaza mostraba los tres minutos restantes para acabar el día, además del mes y el año. Frente a la pantalla, muy atenta al minutero, se preguntaba cómo había llegado nuevamente a aquel punto. Nadie había sido capaz de invitarla y hacerle un hueco en su mesa. Eran ya varias Nocheviejas las que había pasado únicamente con la televisión como compañera, pero esta vez sería diferente.

leer más
Me dejó

Me dejó

Me dejó. Y lo hizo con tanta elegancia y sutileza que, a día de hoy, aún puedo esbozar una sonrisa al recordarlo, olvidando el resentimiento. Me dejó después de besarnos, al terminar las caricias y, al ritmo del último suspiro, arqueé mi cuerpo hacia atrás cuando le...

leer más